Para aquellos amantes de las estadísticas. ¿Podrías decirnos cuánta gente sabe hacer una tortilla de patatas casera? Seguro que mucha. La clave es, ¿y cuántos saben tener éxito en su receta? Ahí imaginamos que la cifra baja bastante. Porque hacer una tortilla de patatas la puede hacer cualquiera, hacerla bien es más complejo. Por eso, como maestros de esta receta queremos compartir contigo algunos de los errores más comunes que se cometen a la hora de cocinar este manjar. Apunta, que empezamos.

Ingredientes

¿Qué le echamos a la tortilla? En Tortilla’s tenemos numerosas variedades, pero hablemos de la clásica, que a su vez puede llevar o no cebolla. Lo principal es que los ingredientes sean de calidad. Esto hará que tengas un producto de diez. Buenas patatas, buenos huevos y un buen aceite de oliva. Fácil, ¿no? Conseguirás un sabor exquisito y la textura adecuada. Pero para ello, además de la calidad debes buscar el equilibrio. Para medir las proporciones debes tener en cuenta que por cada medio kilo de patatas debes añadir cuatro huevos grandes y si la quieres con cebolla, trescientos gramos de esta. Sal al gusto y ¡a cocinar!

Cocinado

Cada maestrillo tiene su librillo y el cocinado de la tortilla es muy personal. A unos les gusta más hecha y a otros más crudita. La clave es la temperatura del aceite. Para el cocinado de la patata y la cebolla debemos poner el aceite a un fuego medio o bajo. Que se vayan haciendo lentamente. Cuando estén listas hay que echar el huevo y para ello hay que subir el fuego para que contacte el huevo con el aceite en caliente. Tras unos segundos bajaremos de nuevo a fuego medio o flojo en función del gusto del interior de la tortilla.

Interior

El punto en las tortillas lo suele dar su interior. Guste más o menos hecha, no debe desmoronarse demasiado al partirla. Lo interesante es conseguir un interior jugoso y cremoso, que dista mucho de estar crudo. Es normal que en la misma sartén donde estás pochando la cebolla con las patatas añadas el huevo batido, pero lo ideal es mezclar todo en un bol previamente durante uno minutos hasta formar una masa homogénea. Así conseguirás un interior delicioso.

¿Qué te ha parecido el artículo? Esperamos que te haya gustado y, lo más importante, que empieces pronto a practicar los conceptos. Recuerda que la práctica es fundamental para lograr buenos resultados. Y claro, siempre puedes venir a visitarnos en nuestros locales de Alicante, Fuengirola, Madrid, Salamanca, Sevilla o Zaragoza, para probar las nuestras. ¡Como en casa!

Share This
WhatsApp Consúltanos por WhatsApp