Como solemos comer más por el ojo que por el estómago, es habitual que siempre queden algunos trozos de tortilla de patatas sueltos por nuestra nevera. Porque por muy buenos que estén, nuestro apetito tiene ciertos límites. Cuando esto sucede es nuestra creatividad la que entra en juego. Podemos darle otra vida a esos pedazo de tortilla de patatas. ¿Cómo? ¡Con rellenos!

Es importante destacar que tampoco se trata de echarle lo primero que se te pase por la cabeza, pero es cierto que la tortilla de patatas es una receta que admite casi cualquier ingrediente. En este artículo hemos pensado darte algunas ideas para rellenar vuestras tortillas.

Tortilla de patatas y verduras

Todo un clásico. Las verduritas le aportan mucho sabor y textura a la tortilla de patatas. Con el huevo cuajadito, lo verde va que ni pintado. Quizá lo más popular es añadirle unos jugosos espárragos verdes, sin son trigueros de temporada, mejor que mejor. ¡Ains, la primavera! Pero hay más opciones. ¿Qué tal mezclar la tortilla con guisantes? Y claro, no puede faltar la clásica con cebollita. Si queremos ser algo más originales nos podemos decantar por la escarola, sí, sí, como lo oyes. Eso sí, cuidado al sofreírla porque salpica mucho y no queremos disgustos. ¿Y para finalizar? Hortalizas. Le van especialmente bien las berenjenas y alcachofas.

Tortilla de patatas y queso

Otro clásico que rara vez falla. El queso le aporta cremosidad y pone en su punto tortillas que no estén recién hechas. La puedes hacer solo de queso o utilizar el queso para unir más ingredientes. Por ejemplo, el queso brie con el calabacín, una mezcla hecha por dioses. Si eres de quesos más curaditos como un manchego lo puedes unir con almendras y espárragos verdecitos. Y para los más creativos, queso de Mahón y, como no podía ser de otra forma, sobrasada. ¡Deliciosa!

Tortilla de patatas y pescado

Damos un pasito más y nos metemos en terreno pantanoso. Muchos pensaréis que estamos locos, pero os aseguramos que algunas mezclas de tortilla de patatas con pescados son maravillosas. ¿Qué nos dices de las típicas tortillitas de camarones? Puedes emularlas con una de patatas o cambiar los camarones por gambitas. ¡Qué rico! Uno de los pescados que mejor le van a estas recetas es el bacalao, te sorprenderá. Taquitos de salmón ahumado también van fenomenal con el huevo y no puede faltar el clásico de atún y cebolla. En definitiva, hay muchas opciones para rellenar tu tortilla de patatas. ¿Lo ideal? Ir probando y adaptar el plato a tu gusto. Te aconsejamos que no tengas miedo y dejes volar tu imaginación. Además de estas receta puedes probar rellenos de puerros y dátiles, espinacas y judías blancas, manzana o incluso arroz y setas. ¡En la variedad está el gusto!

Share This
WhatsApp Consúltanos por WhatsApp